, , , ,

Retos de la OTAN para el siglo XXI: Afrontando el terrorismo yihadista

Logo-de-la-OTAN_54162635721_51351706917_600_226

Por Eduardo Gil Cañamero*

Los cambios geopolíticos acaecidos en los últimos años están redefiniendo las estrategias de muchas naciones y es que el espacio euroatlántico está perdiendo peso en la estrategia global. El crecimiento económico y el desarrollo político de regiones como Asia y Latinoamérica están provocando que la centralidad se desplace. Estados Unidos lleva varios años siendo conocedor de estos cambios y actuando en consecuencia, Asia pasa a ocupar un lugar central en su estrategia. Por el contrario, en Europa no todos los países están sabiendo adaptarse a éstos cambios y adoptan una postura reactiva que, obviamente, impide llevar la iniciativa y beneficiarse con ello de una mayor cuota de influencia.

Una de las múltiples consecuencias derivadas de este contexto es la respuesta que la OTAN está dando a la amenaza que constituye el Daesh. Nacen divergencias ante lo que representa, en la actualidad, uno de los mayores retos que afronta la OTAN. Cabe plantearse si existe una capacidad real de la OTAN para afrontar el conflicto, no sólo en términos cuantitativos, sino cualitativos, conocer si la voluntad común puede sobreponerse a las divergencias.

Mientras, el avance del Daesh, continúa imparable, sólo aminorado por los peshmergas del Kurdistán. Los bombardeos selectivos y la ayuda humanitaria de la OTAN, así como la coalición internacional, constituyen una acción insuficiente. Arabia Saudita, al igual que Qatar, actores estatales de suma relevancia, no terminan de adoptar una posición determinante y la mayoría de Estados de la OTAN se limitan a adiestrar tropas sirias e iraquíes, a la distribución de ayuda humanitaria para refugiados y, en algunos casos, contribuir con cazas para los bombardeos selectivos que encabeza EE.UU. Las diferencias presupuestarias, la ausencia de objetivos comunes, la divergencia de intereses, y la desconfianza en las relaciones con Oriente Medio, generan respuestas laxas y descoordinadas.

Estas y otras cuestiones derivadas son analizadas en este Trabajo de Fin de Grado, en aras de intentar desgranar los retos de la OTAN para el s.XXI, su capacidad operativa y su posición ante los conflictos internacionales.

Sigue leyendo este TFG en PDF Retos de la OTAN para el siglo XXI

*Eduardo Gil es graduado en Ciencias Políticas por la Universidad Carlos III. Especialmente interesado en Oriente Medio y los BRICS. Twitter: @edugilca

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir