• Foto: Marianne Sievers

  • Foto: Marianne Sievers

  • Foto: Marianne Sievers

  • Foto: Marianne Sievers

  • Foto: Marianne Sievers

  • Foto: Marianne Sievers

  • Foto: Beatriz Yubero

  • Foto: Beatriz Yubero

  • Foto: Beatriz Yubero

  • Foto: Beatriz Yubero

Rukban: Donde se encuentran las dos caras del conflicto sirio

Por Beatriz Yubero y Marianne Sievers

La Alhambra mira a Granada

Por Verónica Sánchez Moreno

Observa el trasiego de la ciudad, turistas y oriundos que disfrutan de los rincones de esta ciudad musulmana, judía y cristiana, crisol de culturas y cuna de leyendas y grandes personajes de la Historia. Ya en el siglo IX existen noticias de construcciones en la colina de Sabika, donde posteriormente se levantará la Alhambra, pero fue Al-Ahmar, fundador de la dinastía nazarí el que comenzó la edificación de esta maravilla tal y como ahora la conocemos. Palacio, ciudadela y fortaleza, residencia de los sultanes nazaríes y de los altos funcionarios, servidores de la corte y soldados de élite, todo ello fue la Alhambra, que alcanzó su máximo esplendor en el siglo XIV. Cuando Granada fue conquistada por los cristianos, a finales del siglo XV pasó a ser Casa Real. Tiempo después, olvidada por las autoridades y con una España asediada por el enemigo francés, a punto estuvo la Alhambra de ser destruída, al ordenar su voladura el mariscal francés Jean de Dieu Solt, en 1812. El arrojo del cabo español José Garcia, que obstaculizó el hilo de pólvora con su propio cuerpo, salvó al monumento de su total destrucción. En 1870 la Alhambra se declaró “monumento nacional” y ahora, cuando el visitante pasea por sus estancias siente esa energía que sólo los lugares especiales transmiten.

“Para el viajero inspirado en lo histórico y en lo poético, la Alhambra de Granada es un objeto de tanta veneración como la Kaaba o Casa Sagrada de la Meca para los devotos peregrinos musulmanes. ¡Cuántas leyendas y tradiciones verídicas y fabulosas, cuántos cantares y romances amorosos, españoles y árabes, y qué de guerras y hechos caballerescos hay referentes a aquellos románticos torreones!”, Washington Irving, ‘Cuentos de la Alhambra’, año 1829.

Beirut, ciudad de contrastes

Por Rosa Soto y Alba Gómez*

El ir y venir de multitud de migrantes a lo largo del último siglo ha convertido a Líbano en un país de acogida, donde se acumulan distintas oleadas de refugiados armenios, palestinos, iraquíes y, ahora, sirios. Así, en el país de los cedros convive una gran variedad de personas que han aprendido a tolerarse a pesar de sus diferencias, y de las tensiones que puedan surgir entre comunidades. Juntos pero no revueltos.

Beirut es un claro ejemplo. La capital libanesa es un mosaico de religiones y costumbres que dotan a la ciudad de un paisaje variopinto, donde el clasismo y las reminiscencias de la guerra civil todavía están presentes. Edificios y comercios modernos y un puerto de lujo comparten escenario con casas que todavía presentan disparos en su fachada, tiendas algo improvisadas y autobuses destartalados. Futuro y pasado se unen en el presente de las siguientes fotografías.

Beirut (Líbano), 2016.

*Rosa M. Soto Moreno. Periodista interesada en información internacional y especializada en conflictos y derechos humanos, descubriendo el panorama geopolítico de Oriente Próximo. Máster en Comunicación de la Defensa y Conflictos Armados, actualmente colaboradora en esglobal. @rosamsoto
Alba Gómez Varela. Periodista interesada en geopolítica y especializada en conflictos y derechos humanos. Máster en Comunicación de la Defensa y Conflictos Armados. Redactora web en Antena 3 Noticias. @Alba620

Fotos tomadas por Beatriz Yubero. “Desde los tejados de Jordania”

Dentistas de Gerona por el Sáhara es un proyecto de cooperación para mejorar la salud buco-dental de los niños de los campamentos saharauis, establecidos cerca de la localidad argelina de Tindouf. El proyecto se ha creado para llevar a cabo tareas de apoyo humanitario en materia de sanidad y está realizando una campaña intensiva de revisión buco-dental a los niños de las escuelas de Farsia (Smara) y el resto de habitantes de la Wilaya, y las pertinentes intervenciones y tareas de odontología. Además este equipo de voluntarios realiza un estudio basado en la observación de las instituciones y centros médicos en los campamentos de refugiados, con el fin de detectar las carencias en materia sanitaria buco-dental, así como apoyo a los profesionales del sector y los medios de los que disponen.

Más info sobre proyecto de crowdfunding.

Algunas de las imágenes tomadas por Cristina Casabón en Líbano. Durante su estancia ha participado en una conferencia organizada por The Arab Forum for Alternatives y Rosa Luxemburg Stiftung para exponer un análisis sobre cómo las políticas regionales pueden llevar a los jóvenes a unirse a grupos radicales violentos.

Para prevenir el extremismo, no podemos depender exclusivamente de las estrategias de lucha contra el ‪‎terrorismo‬. Debemos empezar por hacer frente a las condiciones de vida que han creado un entorno favorable para la radicalización‬ y el reclutamiento‬ de los jóvenes.

Las conclusiones principales han sido traducidas al castellano en Baab Al Shams y publicadas en openDemocracy. También puede leer el análisis completo en el dossier de The Arab Forum for Alternatives: Los jóvenes y los grupos radicales desde la perspectiva de los jóvenes.

El pasado 10 de octubre Beatriz Yubero tomaba estas fotos del mayor atentado de la historia de Turquía.

La desolación se apodera de quienes aún permanecen en la zona cero del mayor atentado en la historia de la República de Turquía. Entre lágrimas y rostros de indignación, decenas de personas y familiares de víctimas se agolpan frente a los cordones policiales esperando obtener alguna respuesta sobre lo sucedido. (Leer más)

Abraham y el sacrificio del ’Kurban’
Por Beatriz Yubero – Turquía

La comunidad musulmana o umma celebra durante estos días la festividad del Cordero, también conocida como Kurban Bayram por su nombre en turco o Eid Al-Adha en árabe.

Es durante este periodo de tiempo que los musulmanes cumplen el ritual de sacrificar a un animal, generalmente un lechal, en señal de agradecimiento.

Tal y como se lee en las escrituras sagradas, Dios salvó la vida del pequeño Ismael, hijo del profeta Abraham, al perdonar la ofrenda que éste decididamente iba a cumplir sacrificando la vida de su único vástago. Finalmente, y en señal de agradecimiento, Abraham degolló un cordero, a modo de ofrenda.

Celebrada con fervor religioso, países como Turquía, laico constitucionalmente, admiten en su calendario esta fecha como una de las más importantes del año dando un respiro a la ajetreada vida comercial del país, que solo durante estos cuatro días de festividad se permite colgar el cartel de “cerrado por vacaciones”.

A continuación, una pequeña galería fotográfica, que pretende ilustrar la apacible y prácticamente irreal vida que apenas palpita en el corazón comercial de Turquía, Istanbul.

Por Beatriz Yubero (Istanbul)

Turquía es considerada por muchos la puerta de acceso a Oriente Medio. Muestra de ello es la propia geografía del país, singular, que sitúa a Istanbul, su capital internacional que no administrativa, entre Europa y Asia.

Sobre el mismísimo Cuerno de Oro (Haliç) confluyen diferentes culturas y religiones que hacen de la ciudad uno de los enclaves más cosmopolitas del mundo.

De actualidad mediática debido a los numerosos conflictos que asolan la región y que sitúan al país como zona de tránsito del terrorismo yihadista, las siguientes imágenes pretenden mostrar la otra cara de una ciudad que, sometida a una grave tensión, intenta pese a todo mantener la calma.

Por Cristina Casabón

Ridha Tlili ha cubierto las elecciones tunecinas para Baab Al Shams con AYANKEN FILMPRODUCTION, una compañía de cine de Túnez, con base en Sidi Bouzid. Además, Baab Al Shams tuvo la oportunidad de asistir a una comida informal y un evento del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR), con el fin de analizar y debatir la situación política del país, y las perspectivas de un futuro incierto.

Túnez puede presumir de haber iniciado tímidas reformas tras los levantamientos árabes de 2011, lo que llevaría a The Economist a considerarlo el “país del año” en diciembre de 2014: “El pragmatismo y la moderación de Túnez han alimentado la esperanza en una región miserable”. Tras la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias, el país habría pasado dos pruebas importantes en el camino hacia la democracia.

Pero no vayamos a cantar victoria tan pronto. En Túnez todavía queda mucho por hacer, y gracias a la labor de Amnesty International (AI), sabemos que la directora de cine Ines Ben Othman fue detenida el pasado 19 de diciembre 2014 después de la presentación de una denuncia de acoso por parte de un oficial de policía. Esta detención supone en la práctica una restricción muy grave de la libertad de expresión, como señala AI, y se une a las detenciones del blogger Yassine Ayari y el dirigente sindical Sahabi Jouini.

Túnez puede ser la esperanza de la democratización del mundo árabe. Es un país más desarrollado, más urbano, más culto y más globalizado que otros dentro de la región. Túnez tiene una sociedad más diversa y menos polarizada, sindicatos más fuertes, asociaciones cívicas, grupos seculares… En el transcurso de 2015, veremos si la transición democrática era una ilusión de Occidente, o no.

Por Beatriz Yubero

Cada 29 de octubre se conmemora el Aniversario de la Fundación de. la República Turca; es el Día Nacional de Turquía. Los kemalistas inundan las calles de banderas mientras que cientos de personas caminan hacia Antkabir, destino donde se encuentra el mausoleo en honor al ex presidente de la República Turca Atatürk.

“Somos los soldados de Mustafá Kemal” corean las masas mientras fuertes medidas de seguridad velan por que la celebración transcurra sin graves incidentes. Beatriz Yubero nos lo contaba desde Ankara el pasado mes de octubre.

Fue en 1923 que el país lograra de la mano de su, por entonces líder, Atatürk, la independencia así como la disolución del Califato y el Sultanato. Mustafa Kemal convertía a Anakara en la capital de la nueva República, un Estado laico y democrático. Por aquel entonces Ankara gozaba de una población de apenas 16.000 habitantes, sin embargo, hoy en día la ciudad cuenta con una población de más de siete millones de habitantes.

La Turquía de por entonces dista mucho de la actual, así como su gobierno parece divergir de las directrices que un día llevaron a al país a la cima de la geopolítica internacional.