, , , , , , , ,

El movimiento kurdo desde el terreno, con Miguel Fernández

Foto de Miguel Fdez. Ibáñez. Más fotos en nuestra galería http://91.134.140.252/?page_id=3479

Foto de Miguel Fdez. Ibáñez.

Por Cristina Casabón

Miguel Fernández Ibáñez es un periodista freelance español con experiencia sobre el terreno cubriendo la cuestión kurda. Llegó a Turquía en 2012 y desde entonces ha intentado entender esta compleja región. Viaja para recoger la información sobre el terreno y cubre países con escasa información en castellano. Puedes ver algunas de sus fotografías en nuestra galería

¿La entrada del HPD en el Parlamento acelerará el proceso de paz entre el gobierno y el PKK ?

El movimiento kurdo es más fuerte incluso fuera de la política. Su entrada en el  Parlamento reafirma la otra vía, la política, para expandir sus mensajes, sus demandas autonómicas. La entrada del HDP en el Parlamento indica también otra cosa muy importante: los kurdos ya no confían en Erdogan. En algunas regiones kurdas el AKP era la segunda fuerza, a muy poca distancia del partido kurdo BDP -antiguo HDP-. En solo 4 años ha perdido casi todo el apoyo y por eso el HDP ha borrado al AKP de Kurdistán norte. Antes confiaron en Erdogan porque fue el primer líder que habló de la misma causa kurda que este año negó. A pesar de los buenos resultados kurdos, el 13%, el apoyo que han obtenido es mayoritariamente kurdo. Algunos liberales, grupos de izquierda y grupos residuales-minoritarios han apoyado al HDP, pero a pesar de ello todavía hay muchos turcos que no quieren ninguno de los cambios que pide el HDP para mejorar la situación del proceso de paz.

No hay que olvidar que son el 13%, una muy buena cifra para ellos, pero a nivel general dependen de los deseos de los otros partidos. Y si miramos el pasado del Estado turco, la mejor noticia para los kurdos fue la llegada al poder del AKP en el año 2002. Hubo un aperturismo democrático que en la última legislatura el AKP ha enterrado, no sólo para los kurdos.

Estas conversaciones, las novenas, están ahora mismo en punto crítico. Tras dos años y medio, el PKK -a través de su organización paraguas, el KCK-, dijo la semana pasada que comenzará a atacar las presas e instalaciones militares de Kurdistán norte. El Estado turco ha desarrollado las infraestructuras militares y continúa con el Güney Anadolu Projesi en zonas kurda como Hasankeyf. El KCK considera que ambos hechos van en contra del proceso y por eso han decidido actuar, amenazar en este caso. Esto no es buena señal. Los diferentes grupos kurdos han indicado también que la política del AKP en Siria, con Rojava, será muy importante. El PKK ha aseverado que Turquía tiene que comportarse con Rojava, no entorpecer, como manifiestan las diferentes informaciones publicadas por medios de comunicación de los grupos opositores. A esto habría que sumarle una posible coalición con el ultranacionalista MHP. En la última semana, el líder panturco Devlet Bahçeli ha repetido que no pactará con el AKP. Esta noticia sería la mejor posible para el tambaleante proceso de paz. Si el AKP va con el MHP el proceso podría morir. Si va con los kemalistas del CHP el proceso podría seguir.

¿Se prevén cambios significativos en el sistema de derechos de las minorías a corto-medio plazo?

Las cosas en Turquía creo que irán lentas, incluso para pequeños y lógicos derechos como reconocer en la Constitución que no todos los grupos étnicos que habitan en Anatolia son turcos. La adquisición de derechos cuenta con un gran problema: los turcos aún no creen que las minorías merezcan esos derechos. Es algo exógeno, que proviene de su sistema educativo propagandístico. No es lógico que viertan en los niños, desde los 3 años, la propaganda sobre el inmaculado legado de Atatürk. Algunos turcos se han empezado a dar cuenta de que la verdad de los 90 era pura propaganda y que otros estados tienen sobre el papel otra realidad, la de la aceptación. Internet ha abierto un brecha en el control estatal y ha sido muy bien utilizado por los kurdos, especialmente HDP-PKK-PYD. Pero los cambios en Anatolia llegarán a medida que la sociedad turca empiece a comprender que entregar derechos no es traicionar a Atatürk.

Tras la ofensiva en Kobani mencionas en esglobal que se ha producido una mejora de las relaciones entre Barzani y el binomio PKK-PYD, ¿Cómo la lucha armada contra el Daesh mitiga las diferencias entre las regiones? 

En definitiva digo que Daesh es una línea de cooperación, una excusa para ponerse a discutir las diferencias. Pero al final todo es más complejo. Como también escribí, los problemas en Sinjar eran y serán la nueva Rojava. Allí perdió Barzani después de muchos conflictos, pero como me explicó Wladimir van Wilgengurg, esto no sería fácil de aceptar para Barzani dentro de la KRG. Allí aún se recuerda la fuga de los Peshmerga cuando Daesh atacó. Esto fue una humillación para Barzani difícil de borrar y fue el mejor movimiento del PKK para ganar más apoyo dentro de Kurdistán sur. Si los yazidíes declarasen una autonomía cantonal en Sinjar creo que Barzani reaccionaria. El presidente de la KRG no puede erradicar al PKK de Kurdsitán sur porque los marxistas tienen muchos y poderosos apoyos en buena parte de la sociedad, pero alguna estrategia podría desarrollar. Esto sería malo para los objetivos del Kurdistán, tanto para Barzani como para el PKK.

Estos problemas entre Barzani y el PKK vienen de lejos. En la guerra civil en Kurdistán sur, el PKK ayudó a la PUK de Talabani. Antes de la ofensiva del IS, Barzani estaba cerrando diferentes organizaciones hermandas al PKK. Tienen dos formas diferentes de entender el Kurdistán: Barzani más tradicional y como país, algo que gusta a Occidente, y el PKK con un sistema confederado y de tono marxista, algo que por descontado no gustará a los hombres de Wall Street. No creo que las cosas mejoren en exceso en el futuro y veremos qué sucede después de Daesh y si volviese la guerra entre el PKK y el Estado turco porque este año las fuerzas del PKK ya se han enfrentado a los Peshmerga de Barzani en Irán.

¿Quién será el líder regional de los kurdos?

Pienso que el líder de los kurdos serán dos, Öcalan y Barzani. Hay grandes diferencias entre los kurdos. Dentro del Estado turco no está sólo el HDP. El norte y sur de Kurdistán no se parecen en nada, la gente es diferente, la religión más o menos importante. Puede que sea porque unos han empezado a mandar y los otros siguen reprimidos. Pero no se parecen. De los sentimientos de la gente en Rojava y Kurdistán este no te puedo decir mucho porque aún no he estado sobre el terreno. Pero compañeros como David Meseguer o Karlos Zurutuza han estado en numerosas ocasiones en Rojava y, por lo que cuentan, existe un fuerte apoyo a las ideas del PYD sobre el respeto de las minorías. Y el PYD y PKK están hermanados.

¿Crees que la toma de Tal Abyad modifica el escenario del conflicto al crear una cremallera fronteriza y coloca a las milicias kurdas del YPG/PYD como actor indispensable en la lucha armada contra el Daesh?

Los kurdos intentarán llegar hasta  Afrin, pero no creo que sea fácil. Es la línea de abastecimiento de Daesh por la frontera turca. Las YPG son importantes para luchar contra Daesh, pero más importante podría ser Turquía si quisiese. Ankara puede presionar de forma más decidida al IS, pero esto conllevaría probables ataques en suelo turco. En todo este tiempo sólo un ataque con supuesta firma de Daesh ha sacudido Turquía. ¿Pero qué harían las YPG sin la ayuda de los aviones de US? Rojava es un terreno llano, en el que las guerrillas pierden el apoyo que suponen los terrenos escarpados. Si Assad o Turquía quisiesen creo que podrían acabar con el sueño kurdo de Siria con bastante facilidad. Por eso para los kurdos, además de luchar contra el IS, tienen que mirar de reojo a Turquía.

¿En qué consiste el proyecto de Erdogan de crear un ‘tampón’ en el norte de Siria para combatir al Daesh?

Es una franja en el norte de Siria que ocuparía Turquía. El Estado turco va a intentar entorpecer Rojava. Los despliegues militares de las últimas semanas, con encuentros formales de alto nivel para hacer el famoso tampón de control, indican que tras la formación del gobierno, sobre todo si fuese con el MHP, podrían intervenir. Eso sería bajo el pretexto de controlar los refugiados, reducir los daños colaterales de la guerra y actuar contra el IS. La realidad, ya sabes, controlar a los kurdos de Rojava. Como ya sabes, las leyes internacionales valen para determinados países y según las circunstancias.

¿Cuál es tu experiencia sobre el terreno y qué diferencias percibes entre las regiones a la hora de ejercer como periodista?

Yo llegué a Turquía en 2012, después de ser un eterno becario en diferentes redacciones. Desde entonces he intentado entender esta compleja región. Viajo bastante para recoger la información sobre el terreno porque es la que, lógicamente, más compran. Esto hace que a veces ni siquiera cubra costes, otras hay pequeños beneficios. Si no hablase turco sería complicado sobrevivir porque tendría que realizar otro pago, el del traductor. Pero al final, en esto del periodismo, con la crisis actual de nuestro sector, es una carrera de fondo en la que ahora siembro para recoger. Cada día aprendo un poco más de las decenas de culturas que cohabitan aquí. También voy a otros países para hacer reportajes, aunque cada país tiene su particular forma de trabajo. He estado varias veces en Iraq, un país que siempre me apasionó y del que ya conocía el background. He cubierto el 10º aniversario de la invasión de Estados Unidos y las últimas elecciones legislativas de Iraq, pero por lo general trato de evitar la agenda porque un reportaje atemporal se puede vender de forma más sencilla.

He estado también en Moldavia y para eso tuve que estudiar durante un mes su historia, los entresijos políticos y demás. Ahora estoy preparando un viaje por Eslovaquia enfocado al problema con la etnia romaní porque no he tenido tiempo de aprender la historia y los actuales intereses políticos. En navidades, debido a la escasa cobertura mediática, me estoy planteando si trabajar en Yemen con mi amigo y compañero Pablo L. Orosa. Eso significa que tendríamos un par de meses de estudio, preparar posibles entrevistas y contactos. Sería el primer viaje, el más complejo, en el que apenas conoces a nadie. Luego, en un futurible segundo viaje, sería todo más fácil, con ciertos contactos que te cuentan cosas, historias que escribir. En definitiva, salvo Turquía, que es un país bien cubierto por los medios, intento acercarme a los países en donde falta información en castellano.

 Todas las fotos de Miguel en Flickr

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Miguel Fernández Ibáñez es un periodista freelance con experiencia sobre el terreno cubriendo la cuestión kurda. Llegó a Turquía en 2012 y desde entonces ha intentado entender esta compleja región. Llama la atención sobre como se está complicando el conflicto armado en el Kurdistán Norte, bajo el control de Turquía, y como se puede agravar la situación cuando los deshielos en las montañas kurdas permitan la plena operatividad de las milicias del PKK. […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir