, , ,

La estrategia contra el Daesh en Mosul

Por Marta García Outón

De forma desesperada, la mañana del día 10 de enero, Daesh voló el 5º puente que conectaba Mosul por el este para detener el avance iraquí hacia sus posiciones y buscando el atrincheramiento. De esta forma, el Daesh queda completamente aislado por ese lado de la ciudad al quedar ya todos los puentes destruidos.

En los últimos tres días, las unidades en la Operación Conjunta en Iraq contra el Daesh han logrado la recuperación de los principales distritos de la ciudad de Mosul por el este y así ha dejado cercado al grupo siguiendo una estrategia de avance a modo de tijera por tres frentes principales (el este, el sur y el noroeste). El día 10 cayó el distrito central de Al Dhubat y el de Al Sukar. El día 9 de enero, el distrito palestino y el distrito Domeez al sur de Mosul fuero completamente liberados. El distrito de Al Baladyat, al este de Mosul, cayó poco después gracias a la acción de las Unidades Contraterroristas iraquíes (CTS por sus siglas en inglés) protagonistas del avance por el este hacia Mosul. Actualmente, se está consiguiendo una rápida aproximación al río Tigris por los distritos de Al Hadbaa y Al Sadiq; no obstante, el combate por el control de estos distritos se espera que sea más lento, expone el Teniente Coronel Abbas Al Azawi, portavoz del ejército iraquí.

El sentimiento de ahogamiento provocado por los éxitos de la Operación Conjunta contra el Daesh en Irak ha provocado que el grupo terrorista explote las debilidades fundamentales del país para aliviar la presión en su capital de facto. El mismo día 10, con la toma del distrito de Al-Dhubat y el de Al Sukar, se avisó de una amenaza de bomba en la plaza Tahrir de Bagdad (mismo lugar donde el día 8 se había producido una concentración de personas demandando una solución a la situación de seguridad del país) y además se detuvo la actuación de un coche suicida en la provincia de Al Khalis Diyala, cerca de Bagdad. El día 9 hubo otro intento de ataque suicida en Falluya, que fue detenido por las fuerzas de seguridad iraquíes, aunque no se pudo evitar el estallido de un coche bomba en Abu Alwan, en esa misma ciudad. La detonación de un coche bomba el día 8 en Bagdad (en Jamila), produciendo la muerte de 7 personas y 14 heridos demuestra que el objetivo principal del Daesh continúa siendo la capital; hiriéndola de esta forma, consigue una mayor desmoralización social, política y militar y una disminución del apoyo civil a las operaciones militares en el territorio, que buscan el alivio de la presión del terror.

El combate se centrará ahora en recuperar Hawijah (que acoge al mayor número de población pro-salafista de Iraq, según Saidar Sumeri, observador en la guerra contra el terrorismo en Iraq). Las principales detenciones del avance iraquí sobre las zonas controladas por el Daesh se deben al uso civil por parte de los terroristas como escudos humanos (según las Naciones Unidas, se han incrementado las bajas civiles en la ciudad a medida que se estrecha el cerco al Daesh) y la posición de bombas trampas que dificulten el éxito de la operación.

El avance desde diferentes frentes (por el este por parte de las fuerzas kurdas y las Unidades Contraterroristas iraquíes, por el sur por el ejército iraquí y por el noroeste, la zona de Tal Afar, con la presencia de las milicias chiíes) está ahogando cada vez más al Daesh en su propia capital en Iraq, Mosul, lo que provoca que el grupo esté buscando, a la desesperada, alargar la operación mermando la moral del enemigo (provocando ataques en Bagdad, quebrando toda conexión con sus zonas de control y cortando el abastecimiento de los suministros principales a la población recién liberada -agua, especialmente-). La operación está cerca de alcanzar el corazón de Mosul, pero lejos de lograr una completa victoria contra el Daesh sin sufrir unas consecuencias tremendas que se pagarán con tiempo, recursos, moralidad y bajas militares y civiles.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir