, , ,

La amenaza del terrorismo ‘yihadista’ en España

tweet-de-amenaza-a-espac3b1a

Por Verónica Sánchez Moreno

Dentro de unos meses el Estado Islámico (EI) puede atacar Occidente. O al menos así lo ha advertido el rey Abdalá de Arabia Saudí que, en declaraciones recogidas por AFP, reclama acciones de los líderes occidentales para frenar a Abu Bakr al Bagdhadi (o califa Ibrahim) y su gente. “Si lo ignoramos, estoy seguro de que alcanzarán Europa en un mes y EEUU en un mes más”, ha afirmado el monarca.

Wadee al Batti, embajador de Irak en España, ya solicitó la semana pasada más ayuda de España para combatir a los terroristas del EI en su país. Este “problema global” como lo ha denominado al Batti, tiene todos los recursos de su gobierno concentrados en luchar contra el ‘yihadismo’ radical que ya se asienta en Irak y Siria, un problema que, “si no lo frenamos, lo llegará a ser para Estados Unidos, el Reino Unido o España”, afirmaba el embajador.

El escaparate de las redes sociales

El pasado mes de julio, pocos días después de que el Estado Islámico hiciera público el mapa de su autoproclamado califato, que incluye la Península Ibérica, aparecía un vídeo en la página web syriantube.com en el que dos yihadistas que decían estar en Siria proclamaban: “España es tierra de nuestros abuelos y vamos a liberarla con el poder de Alá”. “Estamos viviendo bajo la bandera islámica y vamos a morir por ella, hasta que liberemos todas las tierras presas, desde Yakarta hasta Andalucía”.

También encontramos amenazas directas a España en las redes sociales. “Cuando lleguemos a España no nos costará recuperarla”, rezaba parte de un tweet escrito el 20 de junio por un supuesto simpatizante del EI (@abubasirkhalid) y que acompañaba con una imagen del Palacio de la Aljafería de Zaragoza en segundo plano y, en primer plano de la misma, la bandera negra del EI. Mensajes de apoyo desde perfiles de (aparentemente) yihadistas radicales y otras imágenes de lugares españoles como la playa de La Concha en San Sebastián, se han sucedido en Twitter.

Mientras tanto, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado extreman las precauciones en el Mundial de Baloncesto que se celebra desde el día 30 agosto hasta el 14 de septiembre en Granada, Sevilla, Bilbao, Gran Canaria, Barcelona y Madrid, ante la alerta con carácter “preventivo” de la Oficina Europea de Policía (Europol) a los servicios secretos y policiales de Estados Unidos y Europa de que se produzca un atentado yihadista “indiscriminado”.

En una entrevista concedida a la agencia EFE, el ministro de Defensa español, Pedro Morenés, ha asegurado que “el terrorismo yihadista es uno de los principales problemas para la defensa y seguridad en España y en general en el mundo, porque no se olvide que no solo ataca a Occidente sino también ataca y desestabiliza países de la esfera donde ha nacido”, siendo una amenaza también para el Mediterráneo Sur y Este, el Golfo Pérsico y Asia.

La amenaza de los “retornados” se agrava en Europa. Combatientes europeos que viajan a Siria o Irak para luchar en las filas yihadistas y que, de regreso a sus países de origen, fuertemente adoctrinados, no sé sabe cómo van a reaccionar. Aunque, según el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, España es uno de los países europeos en los que menos se produce este fenómeno, actualmente son 51 los españoles que combaten en Irak y Siria y tres “retornados” han sido detenidos a su regreso a España.

La opinión de los expertos

Desde hace un tiempo, expertos españoles como Fernando Reinares y Carola García-Calvo, del Real Instituto Elcano, señalaban como urgente la implementación de un plan de prevención de la radicalización islamista en España. Y a finales del pasado mes de agosto, tras su reunión con el ministro del Interior francés, Fernández Díaz anunciaba que el Gobierno aprobará una estrategia contra la violencia yihadista, al tiempo que matizaba que el nivel de amenaza terrorista en España en estos momentos es el 2, lo que corresponde a un nivel alto.

Durante el IX Curso Internacional sobre Terrorismo Yihadista, celebrado el pasado mes de julio en la ciudad sevillana de Carmona, expertos como el profesor de la Universidad de Granada Javier Jordán, ya señalaban el peligro de los combatientes “retornados”. Según Robert Wesley, presidente de Terrorism Research Initiative, en la yihad siria ha habido más de 12.000 voluntarios de 80 países.

Otros, como el profesor de Ciencia Política de la Universidad Rey Juan Carlos, Rogelio Alonso, también advirtió durante el ‘Encuentro Universidad y Defensa en España y su entorno’ organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander,  de que “España es y va a continuar siendo blanco del terrorismo yihadista” y a esto contribuyen factores como “la visión fundamentalista de recuperar Al-Ándalus, Ceuta y Melilla o la amplia comunidad musulmana que hay en España”.

En su estudio sobre la ‘evolución organizativa de la militancia yihadista en España’, el profesor Javier Jordán Enamorado analiza los resultados de 64 operaciones antiterroristas comprendidas entre 1995 y junio de 2013 y concluye que “la naturaleza e intensidad” de esta militancia “se encuentra estrechamente relacionada con el devenir de las grandes organizaciones yihadistas y con los cambios que se producen en la agenda política de éstas”. “Los proyectos terroristas más serios y potencialmente más letales”, afirma Jordán “han sido obra en exclusiva de células vinculadas a una gran organización yihadista” y éstas son las “únicas que, potencialmente, pueden convertir el terrorismo yihadista en una amenaza estratégica para España”.

Y según el coronel del Ejército de Tierra en la reserva, José María Fuente Sánchez, ante la amenaza yihadista, “el mundo “no saldrá de ésta” si no tiene clara la única estrategia eficaz a seguir: primero, defenderse del enemigo, deteniéndolo; segundo, pensar en otras posibles medidas a aplicar a más largo plazo, como pudiera ser el diálogo entre ciudadanos, naciones, sociedades, civilizaciones, culturas y organismos internacionales. Jamás debe actuarse a la inversa, pues, en este caso, el orden de los factores sí altera el “producto”. Solo el tiempo nos dirá cuanto de cierto tienen estas afirmaciones. Mientras, Policía, Guardia Civil, Fuerzas Armadas, Ertzainza y Mossos d’Esquadra mantienen el nivel de alerta en España para evitar cualquier atentado terrorista y que las amenazas sigan siendo eso, solo amenazas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir