,

España arría la bandera en República Centroafricana

Militares españoles de la EUFOR RCA. Fuente: Ministerio de Defensa de España.

Militares de la EUFOR RCA. Fuente: Ministerio de Defensa de España.

Por Verónica Sánchez Moreno

Casi un año después de que el Consejo de Ministros aprobase el despliegue de una Fuerza de Operaciones Especiales (FOE) y una sección de la Guardia Civil en la República Centroafricana, los militares vuelven a casa. La misión europea EUFOR RCA toca a su fin y los 73 miembros de las Fuerzas Armadas españolas y 17 guardias civiles que participaban en la misma se repliegan desde el pasado 1 de marzo hasta el próximo día 10. Esta operación se está realizando de forma progresiva. De este modo, se ha mantenido la capacidad para operar hasta el 24 de febrero y el repliegue concluirá el 15 de marzo.

Atrás quedan 10 meses desde que el primer contingente español llegase a Bangui, la capital de esta ex colonia francesa, en mayo de 2014, para colaborar en el restablecimiento de la paz en la ciudad y sus alrededores, sumándose a los 2.000 efectivos de la operación francesa ‘Sangaris’ y a los 6.000 de las fuerzas internacionales de la Unión Africana (Misión Internacional de Apoyo para la República Centroafricana, o MISCA), que actuaba bajo mandato de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En las dos rotaciones que se han producido durante esta misión española (que tuvo una duración inicial de seis meses y fue prorrogada posteriormente), han participado 197 militares que han actuado bajo la cobertura legal de la Resolución 2134 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Esta resolución amparó la decisión, el 10 de febrero de 2014, del Consejo de la Unión Europea de autorizar la misión EUFOR RCA.

Una misión cuyo objetivo ha sido contribuir al establecimiento en el país de un entorno seguro y protegido para la población y ha estado formada por 65o efectivos, estructurados en un Batallón Multinacional, una unidad de Policía (integrada por miembros de la Gendarmería francesa y la Guardia Civil), una Fuerza de Operaciones Especiales y un Centro Logístico Internacional. Liderando el Mando de Operaciones de EUFOR RCA ha estado, por primera vez, España. Y, al frente del Estado Mayor Multinacional de esta operación, el coronel Juan José Martín Martín, jefe del contingente español en República Centroafricana, que en una entrevista realizada el pasado mes de diciembre afirmaba que “se ha mejorado la situación de seguridad en la zona asignada, que incluye los distritos 3 y 5, de la capital, Bangui, donde ahora las fuerzas internacionales están mucho más presentes, permitiendo el retorno a la vida normal e incluyendo la actividad económica diaria.”

Y es que las luchas entre milicias “selekas” y “antibalakas” habían llevado al país a una situación de grave conflicto desde marzo de 2013. Como explicaba en una entrevista el teniente coronel del Instituto de Estudios Estratégicos, Jesús Díez Alcalde, publicada en el periódico La Gaceta el 28 de mayo de 2014, “el desencadenante de la violencia fue el golpe de Estado de Djotodia, en marzo de 2013, al frente de una coalición rebelde de mayoría musulmana, los Seleka. Después de su retirada, forzada por la comunidad internacional, el nuevo gobierno de transición de la presidenta Catherine Samba-Panza no tiene capacidad alguna para imponer la paz: las fuerzas armadas y la gendarmería son muy reducidas e ineficaces. Ahora la violencia ha cambiado de bando, y los “anti balaka” –grupos ligados de forma excesivamente simple al cristianismo–están masacrando y persiguiendo a todos los musulmanes, y además se han convertido en auténticas bandas de delincuencia y pillaje.” Detrás de este conflicto, más que un enfrentamiento religioso, lo que había era una lucha por el poder y el control de los recursos naturales.

A lo largo de estos diez meses las Fuerzas Armadas españolas han realizado 447 operaciones y la Guardia Civil más de 150 servicios, además, se han producido dos enfrentamientos armados sin bajas. Uno de estos enfrentamientos tuvo lugar hace apenas un mes y medio, cuando una patrulla española, compuesta por dos vehículos tipo ‘Lince’, fue atacada en Bangui con fuego de fusilería y granadas de mano, tras identificar a un sospechoso que resultó herido y trasladado al hospital ‘Role 2’ de M’Poko.

Como muestra de las operaciones que realizaban día a día los militares españoles ha estado el apoyo a la Gendarmería francesa. “Cuando hay un problema actúa la policía, que tiene una capacidad determinada”, señalaba el coronel Martín,  “y cuando este incidente pasa de ser policial a ser militar, es decir, cuando hay un uso de armas, unas tácticas y un grupo de gente que hacen que ya no sea un problema policial, la lógica hace que se escale al siguiente nivel, que es el militar.” Y eso es lo que pasó, por ejemplo, el 8 de octubre, cuando un equipo de operaciones especiales español intervino en apoyo de la Unidad Internacional de Policía, que estaba siendo sometida a un hostigamiento de fuego por grupos rebeldes musulmanes en el distrito 3 de Bangui.

En palabras del Ministerio de Defensa español, EUFOR RCA ha contribuido a proteger a la población de los conflictos y la criminalidad,  ha ayudado a establecer las condiciones para asegurar la libertad de movimientos de civiles y organizaciones humanitarias y ha facilitado la reactivación de la actividad económica, así como el retorno de desplazados. A partir del 15 de marzo, permanecerá en la capital del país un contingente de ocho guardias civiles, integrados en la MINUSCA (Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana), que en septiembre de 2014 recibió el traslado de autoridad por parte de la MISCA y que a partir de ahora será la encargada de mantener esta buena situación lograda por la misión europea.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir