, ,

Emiratos apuesta por la ayuda al desarrollo y se acerca a Occidente

Imagen de Emiratos Árabes Unidos. Fuente: Atalayar

Imagen de Emiratos Árabes Unidos. Fuente: Atalayar

Por Yanina Ruth vía Atalayar 
 
Es el único de los países del Golfo que cuenta con un Ministerio de Cooperación y Desarrollo Internacional. En 2014 se hizo participante del Comité de Ayuda al Desarrollo, el organismo asesor en materias de desarrollo de los países industrializados. A lo largo de 2013, desembolsó más asistencia que todos ellos respecto a su PIB.
Emiratos Árabes Unidos (EAU) es el país que más Ayuda Oficial al Desarrollo desembolsó en 2013, como revelan datos del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE. Al destinar un 1,34% del PIB a la Cooperación al Desarrollo, este pequeño país del Golfo dejó atrás a donantes clásicos como Noruega o los Países Bajos y casi dobló la meta que marcan los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM): un 0,7%. EAU está dando un impulso a la Ayuda al Desarrollo, que no sólo consiste en aumentarla, sino también en mejorar su organización y gestión, y acercarla a Occidente.Durante la última década, los países en desarrollo han vivido un fuerte crecimiento económico, mientras el mundo desarrollado se ha visto sumergido en una grave crisis económica y financiera. Los primeros han podido incrementar su protagonismo en materia de AOD, mientras los segundos han visto reducidas sus capacidades y voluntad para incrementar la ayuda. Es por esto que ha surgido un debate académico y político sobre cómo cooperar entre donantes tradicionales y emergentes. En este sentido, es sorprendente que Emiratos se está acercando a los donantes tradicionales, mientras otros países emergentes rechazan adoptar sus criterios.Funcionamiento

El Comité de Ayuda al Desarrollo es una organización internacional inserta en la OCDE que monitoriza, evalúa, asesora y coopera en materias de desarrollo. La expresión Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) surgió de este organismo y se refiere a la Ayuda al Desarrollo desembolsada por agencias oficiales, dependientes de Gobiernos o entes locales, que se concede con el fin de promocionar el desarrollo económico y el bienestar del país receptor. Esta ayuda se tiene que ajustar a los criterios del CAD. Por ejemplo, en materia cultural sólo cuentan como AOD actividades duraderas como la construcción de museos, bibliotecas o escuelas, según la página web del Comité. Muchos donantes emergentes rechazan estos criterios, o al menos parte de ellos. Aunque Emiratos presenta sus datos a este organismo, en su contabilidad interna utiliza métodos diferentes. Los miembros del CAD son donantes tradicionales como la Unión Europea y 19 de sus Estados Miembros, entre ellos España, además de Suiza, Estados Unidos, Japón o Corea del Sur, entre otros.

En julio de 2014, Emiratos se convirtió en el primer país no miembro con estatus de participante en el Comité. Esto le permite participar en todas las reuniones no confidenciales, pero no en el proceso de toma de decisiones. Tampoco puede ocupar altos cargos, como informa la página web del CAD.

De momento, esto supone el último paso del proceso de reformas institucionales y estadísticas que ha llevado a cabo este país. En 2008 institucionalizó este tipo de asistencia al crear la Oficina de Coordinación de la Ayuda al Desarrollo. Desde 2010, remite informes al Comité, según la página web del mismo. Desde 2013 existe un Ministerio para la Cooperación y el Desarrollo Internacional (MICAD), el primero de los países del Golfo según la revista Forbes. La ministra es Lubna Bint Khalid Al Qasimi, la mujer árabe más poderosa según diversas revistas. Esto enfatiza la importancia que presta EAU al desarrollo. Además, se enmarca en la línea del presidente Khalifa Bin Zayed de aumentar la participación política de las mujeres.

Transparencia

El Ministerio ha hecho un importante trabajo de transparencia. Emite informes anuales y en su página web tiene una amplia base de datos interactiva. Esto subraya la intención de este país de dar a conocer internacionalmente su compromiso con el desarrollo.

Los datos del Ministerio no coinciden al 100% con los del Comité de Ayuda al Desarrollo, ya que utilizan diferentes criterios. Por ejemplo, Emiratos contabiliza algunos aspectos de caridad religiosa que el CAD excluye de la Ayuda Oficial al Desarrollo. Pero es más, este país rechaza la clásica diferenciación de la misma en bi- y multilateral y desagrega los datos en seis tipos, según a quién y cómo se desembolsa la ayuda. Esto se puede apreciar en los últimos dos informes anuales del MICAD.

Las diferencias demuestran que Emiratos, a pesar de su trabajo de acercarse a Occidente en materias de desarrollo, no está de acuerdo con todos los criterios del CAD. En este sentido, tampoco ha firmado la Declaración de París sobre la eficacia de la ayuda, lo que indica un rechazo a esta idea, similar a la de muchos países en vías de desarrollo.
Los donantes tradicionales suelen condicionar sus ayudas a reformas políticas y económicas. Emiratos la entrega de forma incondicional, como muchos donantes emergentes. Esto tiene su origen, por un lado en sus regímenes políticos, ya que muchas condiciones se refieren a reformas democráticas. Por otro lado, los países occidentales utilizan la condicionalidad para fomentar sus propios intereses y no necesariamente los del país receptor. Esto es un punto criticado por los emergentes, de los que muchos en el pasado también recibieron esta ayuda, o incluso la siguen recibiendo.

Emiratos no se escapa de esta crítica. En 2012, el sexto mayor receptor de la ayuda bilateral fue el MASDAR, la compañía de energías limpias de Abu Dabi, según datos del Ministerio emiratí.
Esto coincide con un aumento de las inversiones del país en energías limpias, con miras hacia un posible futuro sin petróleo.

Distribución

También en la distribución sectorial de la ayuda, Emiratos se empieza a parecer mucho a los donantes tradicionales. Como ellos, da sobre todo asistencia a programas que desarrollan otras organizaciones, informa el CAD. Esto supone menos carga administrativa. Las políticas sociales ocupan el tercer lugar en el presupuesto. A diferencia de esto, la mayoría de los donantes emergentes gastan muy poco en este sector, lo que critican los países industrializados.

Gran parte de ayuda al desarrollo por parte de estos últimos se destina a África Subsahariana. Esta región juega un papel muy limitado en las estadísticas de Emiratos. Su asistencia se destina sobre todo a países de su misma región o a países musulmanes de otras regiones. Entre 2012 y 2013, los mayores receptores fueron Egipto, Jordania, Pakistán, los Territorios Palestinos y Afghanistán. Estos últimos dos países también reciben mucha ayuda de los donantes tradicionales. A pesar de los significativos cambios recientes, EAU no es un donante emergente.

Historia

El Fondo Abu Dabi para el Desarrollo, un fondo de inversiones que distribuye una parte de la AOD del país, fue fundada en julio de 1971. Entonces, los jeques aún estaban negociando la fundación de Emiratos Árabes Unidos, que se llevó a cabo el 2 de diciembre del mismo año.

Al principio, EAU, como otros países árabes, destinaba una gran parte de su presupuesto a la Ayuda al Desarrollo. Fue de más del 12% en 1973, según un informe del Banco Mundial de 2010. Desde entonces, el esfuerzo ha bajado bastante y rondaba el 0% del presupuesto durante décadas, antes de volver a aumentar en los últimos años. Pero ha habido excepciones. En 1991, era de más de un 2% del PIB, es decir aproximadamente 900 millones de dólares. Es posible que eso se deba a la Guerra del Golfo, ya que Emiratos pone gran énfasis en la Ayuda Humanitaria tras catástrofes. Esto se puede leer en sus páginas web gubernamentales, pero también se puede intuir por los receptores de ayuda: Egipto, que vivió inestabilidad política entre 2012 y 2013, y Palestina y Afghanistán, que sufren décadas de guerra. Sin embargo, no se puede olvidar que por la Primera Guerra del Golfo también aumentó el precio del petróleo, lo que afectó de forma positiva los presupuestos de Emiratos

Desde entonces, la Ayuda al Desarrollo ha tenido una tímida tendencia de desvincularse del precio del barril. La disminución del mismo desde el año pasado pondrá a prueba el nuevo papel de Emiratos en materia de Cooperación al Desarrollo. Si su compromiso se mantiene, se demuestra la importancia de esta política para este país.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir