, , ,

De lo que fue Jabhat al Nusra

pyehkuwl

Por Beatriz Yubero / Turquía

Desde que el DAESH se hiciera con el control del escenario político y mediático internacional, organizaciones como la de Al Qaida parecen haber quedado relegadas a un segundo plano.

La Comunidad Internacional, centrada en la lucha armada contra el autodenominado Estado Islámico concede cierta benevolencia a facciones que, como la de Jabhat al Nusra (JAN), filial de Al Qaida en Siria, o el llamado Free Syrian Army, ejercen también presión y mantienen relaciones directas con el crimen organizado.

Especial atención a Jabhat al Nusra

Desde hace una década, los regímenes de financiación y fomento de organizaciones salafistas-yihadistas en Iraq sentaron las bases de ulteriores movimientos en la región. A pesar de los intentos del presidente electo al Assad desde el año 2007 por desmantelar dichas redes, que empleaban a Siria como paso de tránsito hacia la falsa yihad que se libraba en el país vecino; el resultado de dichas acciones dieron lugar a que quienes en su momento se dirigieron a Iraq, posteriormente y tras las primeras sublevaciones, regresaran a Siria.

Jabhat al Nusra nacía en el verano de 2011 y no fue hasta el 23 de enero de 2012 cuando oficialmente se presentara a la opinión pública bajo el nombre de Ansar al Jabhat al Nusra li-Ahl al-Sham, es decir, Partidarios del Frente para la Victoria del Pueblo de Siria.

Ideológicamente Jabhat al Nusra se identifica con la ideología salafista de la organización Al Qaida. Hostil hacia Occidente e Israel así como a los grupos minoritarios étnicos, la organización defiende la consecución de la yihad como una forma de acción elegida para derrocar al régimen sirio y lograr así el establecimiento de un Califato islámico en el país, el primero de los pasos para la consecución de todos sus objetivos según las enseñanzas de Abudlla Azzam.

Alineados con la organización Al Qaida, su líder Abu Mohamad al-Golani mostró desde el primer momento pleitesía a la cúpula de la organización jurando su alianza con Ayman al-Zawahiri y convirtiéndose así en extensión de la facción regional de Al Qaida en Irak (AQI).

Se puede por lo tanto afirmar que la red del ex líder de Al Qaida en Irak, Abu Musab al Zarqawi, asesinado en 2006 por fuerzas del ejército estadounidense, fue el referente para el establecimiento de Jabhat al Nusra en Siria.

Sin embargo, los comienzos de Jabhat al Nusra resultaron ciertamente convulsos. Operativamente la organización comenzó su camino como una extensión de AQI en Siria que mantenía estrechos vínculos con el autodenominado Estado Islámico de Irak (IS). Abu Bakr al Bahghdadi, Califa del IS, informaba en abril de 2013 acerca de la unión entre ambas organizaciones bajo un único estandarte “Estado Islámico en Irak y al Sham” (ISIS por sus siglas en inglés). No obstante, su mensaje no fue respetado por Al Nusra que prefirió el apoyo de facto de Ayman al Zawahiri, líder de Al Qaida, quien determinó que Jabhat al Nusra sería definitivamente una extensión regional de la organización con el objetivo de invalidar el juego y el poder de al Baghdadi en la región.

A consecuencia de ello, ambos ‘brazos armados’ romperían sus relaciones y competirían desde entonces por la instauración de un Califato islámico en el mismo territorio.

La noche del 2 de febrero de 2014, el mando general de Al Qaida emitió un comunicado por el cual renegaba del Estado Islámico de Irak y Siria (EIIS por sus siglas en castellano). Fue entonces cuando la relación entre los líderes se recrudecería, abriéndose la puerta a una guerra abierta entre los rebeldes que militaban en los diferentes bandos.

Cabe preguntarse entonces, de dónde proceden los combatientes de Jabhat al Nusra. En plena guerra de Irak, AQI construyó una infraestructura en Siria, lo que explica el flujo de muchos de los combatientes de Irak a Siria a inicios del conflicto así como el hecho de que los cuadros de mando de alto nivel de JAN procedan de la extensión iraquí.

Será a partir del año 2011, cuando se produzcan las primeras reuniones entre los miembros del grupo. Estas tuvieron lugar en Rif Dimashq y Homs donde se asentaron las bases de la célula. Integrado por muyaheedines islamistas sunníes en su mayoría, Jabhat al Nusra propone desde sus inicios un objetivo claro, derrocar al Gobierno de al Assad para crear un estado pan-islámico bajo la Shari’a e instalar así a la construcción de un Califato en el Sham o creciente fértil.

Desde el primer momento JAN ha rechazado la intervención de la Comunidad Internacional en la guerra ya que eso sería para la organización ‘fomentar el imperialismo occidental’. No obstante, ¿Qué papel ocupa Jabhat al Nusra en el seno del conflicto y cuáles son sus vínculos con la red Al Qaida? Ciertamente Al Qaida ha sido, desde sus orígenes, una red hermética, sin embargo, tras los atentados del 11 de Septiembre de 2001, la organización experimentó una evolución en cuanto a su estructura.

Al Qaida puede definirse como una red de redes en la que Jabhat al Nusra representa un nudo (célula) con la libertad necesaria para proponer sus propios planes, así como llevar a cabo una actividad terrorista en el lugar en que opera, Siria. JAN actúa de un modo similar a cómo lo haría una empresa perteneciente a un gran holding que financia proyectos bajo una marca de relevancia internacional.

Precisamente esta característica es una de las principales diferencias que la organización presenta respecto al DAESH, que mantiene una esctructura piramidal y cuya base social, característica del modelo que los Hermanos Musulmanes implantaron en Egipto, es esencial en el éxito de su estabilización en el terreno y de su narrativa.

Definimos por tanto a Jabhat al Nusra como una facción regional de Al Qaida interconectada con otras facciones regionales así como con el crimen organizado, con la autonomía suficiente para llevar a cabo el planeamiento y la ejecución de operaciones de carácter terrorista y criminal en el nombre de la yihad en el área a la que circunscribe sus acciones, el Sham.

Últimos aconteciemientos

Pese a que Jabhat al Nusra parece haber perdido peso en el escenario geopolítico internacional, la organización continúa operando en el terreno bajo el estandarte del terror. Según afirma la agencia de noticias ANHA, facciones militares de Al Nusra se habrían hecho con el control de diversas zonas de seguridad en las áreas de Atmê Camp en Idlib (Siria) así como de Dêr Belut, perteneciente al Cantón de Efrín.

Este polémico cantón es uno de los tres cantones considerados kurdos (Rojava). Fue declarado autónomo en el año 2014 pasando a ser dependiente administrativamente del pueblo de Afrin. La mayor parte de la población que habita en el área es kurda y es precisamente esta población la que enfrenta a las milicias de Al Nusra situadas a pocos kilómetros del mismo.

Estas milicias tal y como señalan habitantes de la propia aldea de Dêr Belut estarían formadas por jóvenes de edad adolescente y ya habrían atacado anteriormente a otro de los pueblos del mismo Cantón de Efrín, Raco. Ante estos ataques las fuerzas kurdas de las YPG, Unidades de Protección Popular,  estarían respondiendo con contuntencia.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir