, , ,

De España al corazón de la Yihad

Por Beatriz Yubero (Ankara-Turquía)

 El reclutamiento de yihadistas en España no es una práctica novedosa si tenemos en cuenta que desde 1996 las fuerzas de seguridad del Estado han relacionado a más de 84 personas con actividades terroristas de índole yihadista. No obstante es en la actualidad cuando las cifras restacadas de los últimos informes policiales revelan que esta actividad ilegal se ha disparado.

La guerra en Siria y el avance de las milicias terroristas por Irak, Libia, y próximos a Turquía parecen ser el reclamo para aquellos “hermanos musulmanes” a los que se les promete una mejor vida tras la consecución de la Guerra Santa, el Paraíso.

En el caso concreto del terrorismo islámista a escala global, se tiende a reclutar a ‘militantes’ proclives al fanatismo con una ideología conservadora o que experimentan algún tipo de rencor hacia la sociedad de la que proceden. El reclutamiento sin embargo es diferente según el lugar en que nos encontremos. Generalmente tiende a ser excesivamente fácil si este se produce en los países de origen en los cuales la identificación con este tipo de corrientes, obviamente, es mayor debido a la rigidez y conservadurismo religioso. Por su parte, en los países pro-ocidentales este tipo de técnicas de captación resultan más difíciles pues no se localizan instituciones que alberguen a islamistas con facilidad y que puedan, a su vez, camuflarse ante las fuerzas de seguridad del Estado.

Por otro lado, también hemos de diferenciar los estratos sociales sobre los que las organizaciones terroristas ejercen presión y que se corresponderán a las funciones que en el terreno vayan a desempeñar los ciudadanos captados. Tal y como explica Gustavo Arístegui, “en Pakistán -por ejemplo- el reclutamiento se hace entre el 54% de la población que es analfabeta y más manipulable, pero también entre los círculos acomodados y de poder, las Fuerzas Armadas, funcionarios civiles y miembros de los servicios de seguridad e inteligencia”.

¿Cómo es el proceso de reclutamiento en Occidente?

En Occidente el proceso es más complejo debido a la acción de vigilancia de las fuerzas de seguridad e inteligencia. Según el King’s College de Londres se ha detectado un preocupante incremento en los procesos de reclutamiento en cárceles, mezquitas y oratorios, así como en lugares frecuentados por personas de origen musulmán, que no árabe, como carnicerías, ‘halal’. También se han localizado importantes células de acción terrorista cuya influencia se extendía a locutorios, teterías, gimnasios, y por supuesto, internet. Es la misma institución King’s College de Londres quien señala dos tipos de actores esenciales en este proceso “las organizaciones de entrada” y los “predicadores radicales o activistas”.

El primero de los casos señala a aquellas asociaciones que favorecen diferentes escenarios para que se produzcan los procesos de radicalización, siendo un ejemplo la Yama’a al-Tabligh. Respecto a los predicadores radicales hablamos de actividades clandestinas, bien realizadas en mezquitas y oratorios o su entorno.

¿Y las mujeres?

Según información publicada por el diario El Mundo, recientemente tres jóvenes españolas han huido a Siria en respuesta a la llamada de la Yihad en el país. La labor de estas jóvenes, engañadas desde un principio pasa por ser el apoyo social y físico de los combatientes de la guerra santa. Social porque se encargarán de aquellas labores relacionadas con la asistencia sanitaria, cuidado y educación de los niños y labores domésticas. Fisico porque muchas de ellas serán explotadas sexualmente sirviendo de alivio a los soldados.

Tras la llamada de esta falsa Yihad no se esconde otra cuestión que no sea el negocio de trata de personas pues estas jóvenes emprenderán un camino arduo que las situará en el corazón de ese infierno denominado Califato Islámico. Vía Turquía, la mayoría de jóvenes hacen escala en Istanbul, ciudad cosmopolita donde las haya que sin embargo esconde un submundo interesante para estos yihadistas. Desde Istanbul diversas son las rutas dependiendo de si el destino en Siria o Irak. En su mayoría, Ankara, suele ser zona de tránsito como también lo son Gaziantep o Hatay donde actualmente se concentra una gran masa de población proveniente de Siria, entre ellos, ex militantes del Ejército Libre Sirio que tras dejar Aleppo actualmente rinden pleitesía a diversas organizaciones vinculadas con actividades terroristas.

Retomando no obstante la situación de las mujeres en este temido avance de la Yihad terrorista, es fácil dilucidar que en una sociedad en la que el sentimiento de pertenencia a una comunidad es tan poderoso estas mujeres, jóvenes en su mayoría e inexpertas en la correcta interpretación del Islam, resulten embaucadas bajo las falsas promesas de ser unas heroínas. Sentirse valoradas y tener una misión por realizar son, al fin y al cabo, las razones por las cuales estas jóvenes deciden no sólo entregar su alma sino también su cuerpo a este derramamiento de sangre al grito de Dios es poderoso (Allahu’akbar).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir