, ,

Claves del resurgimiento talibán en Afganistán

Por Cristina Ariza Cerezo* 

La retirada de las tropas de la OTAN no ha traído consigo más estabilidad para Afganistán. Barack Obama, ante la intensificación de ataques de los talibanes durante el año 2015, ya apuntaba a que Estados Unidos acabaría ampliando las tropas destinadas en el país, aunque bajo el lema de «asistir y ayudar» y con la restricción de que no participarían en operaciones militares. A pesar de ello, sí han llevado a cabo ataques aéreos y han proporcionado ayuda en algunas batallas clave. La percepción de la inestabilidad propiciaba dicha extensión.

El debilitamiento de las fuerzas militares afganas se hizo fehaciente durante el asalto de Kunduz por parte de los talibanes en septiembre de 2015. Al igual que esta provincia, los talibanes han conseguido hacerse con varios distritos en otras provincias, especialmente en Helmand, clave para asegurarse libertad de movimientos hacia el norte. Asimismo, la intensificación de la violencia se ha manifestado de forma especial en la capital, Kabul. El atentado que afectó a la embajada española en diciembre o el ataque con suicidas al Parlamento en junio son tan solo algunas muestras de este resurgimiento.

En la actualidad, los distritos conquistados por los talibanes se localizan sobre todo en Helmand y Kandahar, seguidos de Kunduz, Farah, Logar, Badakhjstan y Paktika, entre otros. Además de los casi 40 distritos controlados, otros 40 están siendo disputados bien entre las fuerzas de seguridad afganas y los talibanes o bien entre los talibanes y el Estado Islámico (EI), aunque en este segundo caso en mucha menor medida por la limitada presencia de este último en el país.

Asimismo, la entrada del EI en el país ha sido fruto de grandes especulaciones. Aunque al principio varios analistas tildaban de propaganda la presencia del EI, a lo largo del año el grupo ha conseguido establecerse, de forma más o menos estable, en algunas provincias a lo largo del país, especialmente Nangarhar. La naturaleza de los integrantes del EI en Afganistán —lo que ellos denominan Khorasan— aún está por determinar, aunque se apunta a una composición mixta entre ex talibanes renegados del movimiento central y enviados directamente del conflicto de Siria e Irak, según el general Campbell. La pugna de territories entre talibanes y el EI muestra claramente que los primeros no están dispuestos a aliarse con el «enemigo extranjero», y mucho menos a ceder ante ellos.

Este documento busca ofrecer algunas de las claves principales que definen la situación actual en Afganistán. La identificación de estos factores permite, asimismo, ofrecer perspectivas y escenarios de futuro, en vista a identificar las tendencias más visibles del conflicto afgano, que no deja de recrudecerse.

Lea el análsis completo en este enlace: Claves del resurgimiento talibán en Afganistán

*Este análisis ha sido previamente publicado en el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir