,

Atentado en Bamako y la intención de dinamitar el proceso político

Por el Teniente Coronel Jesús Díez Alcalde

Analista del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE)

Es mucho más que el primer atentado ocurrido en la capital de Mali, Bamako, desde 2012. En el cruento ataque, perpetrado el 7 de marzo en el corazón de la zona más occidental de la ciudad –donde fueron asesinadas cinco personas (tres malienses, un francés y un belga) y heridas otras nueve–, subyacen una clara intencionalidad y unas connotaciones muy significativas que aún no implican que el yihadismo se haya asentado con fuerza en Bamako.

Sin duda, es imposible abstraerse del crucial momento que atraviesa el país, marcado por un ambicioso acuerdo de paz firmado en Argel, que no ha sido todavía ratificado por la principal milicia tuareg; y tampoco del importante esfuerzo internacional –militar y civil– que hoy despliega en el país saheliano. Por ello, la ansiada paz y el compromiso de la comunidad internacional son dos factores ineludibles para analizar este último atentado terrorista, cuya autoría ya han reconocido los salafistas yihadistas asentados en Mali.

Sigue leyendo este análisis en PDF: Atentado en Bamako y la intención de dinamitar el proceso político

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir